Programas de formación continua

La educación debe ser espacio crítico para la construcción de cultura, derrumba la idea de una cultura inmutable apostando por su constante transformación. La Corporación entonces, se fortalece en el reconocimiento de las particularidades de los sujetos, entablando un dialogo con el senti-pensar de sus contemporáneos, con el pasado y con los sueños y expectativas construidas de manera colectiva. El participante adquiere a través del vinculo que establece, con el otro, con el pasado, con el mundo y consigo mismo, herramientas que le permiten, dialogar, comprender su identidad y fortalecer su proceso de emancipación.

La linea de educación y cultura para el desarrollo, se dedica entonces, a la gestión cultural a partir de proyectos de educación social-comunitaria, enmarcados en una metodología propia que parte de la circularidad, el encuentro entre mundos, la experiencia y el juego, como detonantes del diálogo y el aprendizaje significativo.